domingo, 24 de octubre de 2010



I feel 
so 
free 
tonight

sábado, 23 de octubre de 2010



        La fiesta sera eterna!

domingo, 10 de octubre de 2010

Los titiriteros









In the sweetness of friendship, let there be laughter and sharing of pleasures. For in the dew of little things, the heart finds its morning and is refreshed


viernes, 8 de octubre de 2010


No busques al amigo
para matar las horas,
sino búscale con
horas para vivir

martes, 5 de octubre de 2010

Manuel Belgrano

Mi abuelo fue uno de los obreros que construyo el colegio, es algo curioso pero me pone orgulloso, pensar que paso tanta gente por ahí y quien sabe cuantas más personas lo harán. No se muy bien los detalles de años y eso, después lo averiguare preguntándole a mi abuela mejor, pero el hecho es que Isabelino Velázquez estuvo en la construcción del colegio que seria parte de mi por 13 gigantescos años. Entré en el año 1997 a preescolar, justo cuando nació Romina. Los recuerdos que me quedan son los de la señorita que era la más simpática, gentil y adorable, pero que mal recuerdo me puede quedar de la seño de preescolar si lo único que hacíamos era jugar, tomar leche con galletitas, ir a los juegos del patio y seguir jugando. Me acuerdo bien de Harry y Marcos que eran los dos rapaditos y yo no sabia quien era quien, y de Ale que me daba miedo porque tenia los cachetes muy rositas y yo pensaba que era una especie de títere o marioneta. No se si el que me digan Gabriel en vez de Carlos fue porque cuando llegue a preescolar ya estaba Carlitos Meza, entonces para no confundirnos a mi me decían Gabi, pero no estoy muy seguro. Llego primer grado y yo seguía sin saber leer, mi vieja se desesperaba porque mi hermano ya a los 3 años sabia leer y escribir prácticamente y yo con casi 7 no podía nada, se quería matar porque estaba una hora haciéndome repetir la letra “A” para que después me pregunte cual era esa letra y yo le contesta con un tono dudoso “…E?”. La vieja que tuvimos en primer grado no era tan buena y una vez me mando al rincón por no se que y ya no la quise nunca más. La señorita de segundo era Olga, muy buena una de las mejores que tuve. Era muy amigo de Nicolas Grasso yo, aunque era medio garca el. Una vez por algo nos habíamos peleado y me dijo que no quería ser más mi amigo, yo me puse a llorar y cuando Olga me pregunto que me pasaba y le dije que Nico no quería ser más mi amigo y enseguida lo desmintió el caradura. Dos minutos después me regalo una bolita. Encima me había dicho que era el sobrino de Susasa Giménez y yo como un boludo le creía. En tercer grado tuvimos en el primer mes cuatro señoritas distintas hasta que se quedo definitivamente Romina, una chica que por entonces recién empezaba y era muy amable. Seis años después, en el 2006, se dio la coincidencia de que mi hermana tenga a mi señorita Romina también en tercer grado. En cuarto tuvimos a Gabriela, a mi me quería mucho, pero no la culpo, que profe podía no quererme de pequeño si yo era pura inocencia y ternura. Una vez Federico le dijo puta a Julieta y ella se lo contó a la seño. Nos tuvo una hora hablándonos llorando acerca del significado de esa palabra y de que nunca la teníamos que decir, un momento heavy. Quinto grado nos toco a Daniela, una hdp que me puso un 4 en una lección de naturales, nunca me cayó del todo bien. Ese año bailamos Cuando (una especie de folklore) y me entere que no solo existía 5ºA si no también 5ºB y C. En sexto la mayoría de mis amigos y yo nos pasamos a la mañana, fue todo un cambio. Además cambiamos de división, pasábamos de estar en la A a la C. Séptimo grado fue interesante, yo seguida sacando todo 8,9 y 10 y se empezaban a armar cumpleaños a la noche copados. Octavo fue un gran cambio. No solo cambiamos el uniforme a las legendarias chombas con el jean(que lamentablemente dos años mas tarde las sacarían) sino que me lleve mi primer mataría. Aprobé matemática, lengua, historia, geografía, ingles pero no pude con Plastica, jaja. Por pelotudo porque en una clase de computación me olvide la carpeta de dibujo, nunca la complete y me la termine llevando. Siempre que me acuerdo o le digo a alguien que me lleve dibujo se me viene la carcajada del Tano a la mente. La dimos juntos en Diciembre y aprobamos. En octavo también mi equipo de fútbol (que no tenia nada de talento, solo mucho huevo) salio subcampeón de todos los octavos, fue algo increíble. Ese mismo año mi equipo de basket también salio subcampeón de todos los octavos y a fin de año recibí como tres medallas por educación física, lo cual era por ese momento muy groso. En noveno tenia un equipo de futbol tremendo con Origgi al arco, Alitan y yo abajo, el Negro y el Tano arriba. Salimos campeones de todo noveno. En primer año ya con uniformes nuevos era algo distinto, éramos como los más pequeños de los más grandes. Entro gente nueva, entre ellos el amor de mi vida un tal Diego Martín o Martín Diego Ranzatto, pero esa es otra historia. Ese año conocí realmente cuales eran los efectos malignos del alcohol, justamente en la fiesta de cumpleaños de este señor Ranzatto. Segundo año fue un momento en donde ya se afianzo definitivamente mi grupo de amigos. Las primeras grandes salidas, el gran Cachibulo donde pasábamos noches imborrables. Un año un toque jodido en cuanto a materias, casi me llevo algunas pero las pude salvar a último momento. Y bueno tenia que ser, tercer año, 2009, Tercero “C”, el mejor año de mi vida. Yo sentí que mi grado se unió mucho más como curso, no se si será por Bariloche o que carajo pero yo lo sentía así. Era nuestro ultimo año y prácticamente nadie se olvido de eso, muchísima muchísima vagancia, nadie hacia un choto, estábamos todos re vagos. Yo mandaría a la mierda a todo el hdp que me dijo “despreocúpate, segundo año es jodido, pero tercero no pasa nada, los profesores son mas flexibles porque esta Bariloche”. La concha de tu madre, yo me relaje y me lleve dos materias. Tercero fue lo mejor, entre cagarse de risa todas las mañanas, juntarse a la tarde, las previas, los boliches y los bares, fue el mejor años de todos.

Fueron trece años de mi vida que aprendí de todo. Agradezco a mis viejos que decidieron mandarme al Belgrano y no al Cimdip ni Buckingham, ni Fatima, ni Sagrada Familia, ni Socorro, no es por desmerecerlos pero yo no hubiera encajado nunca tan perfectamente como lo hice ahí. Encontré mis mejores amigos, a los que voy a tener toda la vida, los verdaderos amigos. Va a sonar medio tonto pero cuando hablo con alguien que no sabe donde mandar a su hijo le recomiendo mucho que lo mande al Manuel Belgrano, simplemente porque su nivel de educación es bastante bueno, te prepara bien de cara a una carrera universitaria y porque es un colegio único. Mi aprecio es enorme hacia el Belgrano y fui muy feliz ahí.

Le quería dedicar algo a mi colegio y así me saco las ganas. Agradezco a toda persona que se tomo unos minutos para leer esta entrada ya sea porque realmente le interesaba, por curiosa o por chusma.

viernes, 1 de octubre de 2010

Bernal Girls

Ana Sofía

Flavia

Hilen



María Agustina




Valeria

Saben que me mandaría alta flanceada ahora pero no me encuentro muy fino que digamos, asi que recuerden lo que les dije el pasado 12 de Agosto, nada más. Las quiero mucho niñas!